fut hair transplant

El trasplante de unidades foliculares (FUT) es un método de restauración capilar muy eficaz que lleva décadas ayudando a las personas a combatir la caída del cabello. Esta guía detallada te explicará lo esencial de la FUT, su procedimiento, ventajas, posibles inconvenientes y costes.

¿Qué es un trasplante FUT?

La FUT, comúnmente conocida como cirugía en tira, es una técnica de trasplante capilar en la que el cirujano extirpa una tira lineal de piel con pelo de la parte posterior o lateral del cuero cabelludo, donde el pelo es más resistente a la calvicie. A continuación, esta tira se disecciona bajo aumento en unidades foliculares individuales, cada una de las cuales contiene de uno a cuatro pelos. Estas unidades se trasplantan cuidadosamente a las zonas receptoras del cuero cabelludo que sufren adelgazamiento del cabello o calvicie. El objetivo es recuperar un aspecto más juvenil y con más volumen.

¿Cómo funciona el trasplante de unidades foliculares?

El proceso FUT es meticuloso y requiere una gran habilidad quirúrgica. Tras administrar un anestésico local para adormecer la zona, el cirujano extrae una tira de cuero cabelludo de la zona donante. El tamaño de esta tira depende del número de injertos necesarios. A continuación se sutura cuidadosamente la zona donante, dejando una cicatriz lineal que queda oculta bajo el pelo.

En el laboratorio, técnicos cualificados utilizan microscopios para dividir la tira en unidades foliculares individuales sin dañar los folículos. Esta precisión garantiza altos índices de supervivencia del injerto. De vuelta al quirófano, el cirujano crea pequeñas hendiduras en las zonas calvas e introduce las unidades foliculares. Esta colocación estratégica garantiza un patrón de crecimiento y una densidad capilar naturales.

¿Qué es el trasplante de unidades foliculares microscópicas (MFUT)?

La MFUT es una mejora de la técnica FUT tradicional. En la MFUT, la disección de las unidades foliculares de la tira donante se realiza bajo un microscopio de alta potencia. Esto permite una separación más refinada, garantizando que las unidades foliculares permanezcan intactas y sin daños. La precisión de la MFUT reduce las tasas de transección (daño a los folículos pilosos), maximiza el uso del cabello donante disponible y mejora el resultado global del trasplante.

¿Quién necesita un procedimiento FUT?

El procedimiento FUT es especialmente beneficioso para las personas con pérdida de cabello avanzada que necesitan un gran número de injertos. Es una opción ideal para quienes pueden mantener un peinado lo suficientemente largo como para cubrir la cicatriz. Los candidatos deben tener una buena densidad en la zona donante y una elasticidad sana del cuero cabelludo para facilitar la cicatrización. Las personas con un cuero cabelludo tirante o insuficiente cabello donante pueden ser mejores candidatos para la FUE o tratamientos alternativos.

Trasplante capilar FUT frente a FUE

Mientras que la FUT implica retirar una tira del cuero cabelludo, la FUE extrae folículos individuales directamente del cuero cabelludo sin tira. La FUE es menos invasiva y no deja una cicatriz lineal, por lo que es una opción mejor para quienes prefieren peinados muy cortos. Sin embargo, la FUT suele ser más eficaz en cuanto al número de injertos que pueden trasplantarse en una sola sesión, lo que la convierte en una opción preferible para la calvicie extensa. La FUE también puede requerir varias sesiones para conseguir una cobertura similar, lo que puede aumentar los costes generales y el tiempo de tratamiento.

Posibles efectos secundarios y precauciones de la FUT

Cicatrización FUT

La cicatriz lineal de la FUT es el efecto secundario más notable. Aunque suele ocultarse bajo el pelo, puede ser preocupante para quienes llevan el pelo muy corto. Técnicas como el cierre tricofítico pueden ayudar a minimizar la visibilidad de la cicatriz permitiendo que el pelo crezca a través de la línea de la cicatriz. Unos cuidados postoperatorios adecuados y seguir las instrucciones del cirujano también pueden reducir la prominencia de la cicatriz.

Caída brusca del cabello

La caída es un efecto secundario frecuente pero temporal, en el que parte del vello existente en la zona tratada se cae debido al traumatismo de la cirugía. Este vello suele volver a crecer en 3-6 meses. Es esencial entender esto como parte del proceso de curación y no como un signo de fracaso del tratamiento.

El tiempo de recuperación tras un trasplante capilar FUT varía, pero la mayoría de los pacientes pueden volver a realizar actividades no extenuantes en unos pocos días. La zona donante puede tardar unas dos semanas en curarse, durante las cuales los pacientes deben seguir al pie de la letra las instrucciones de cuidado del cirujano. Es normal que la zona trasplantada muestre signos de enrojecimiento y costras, que suelen desaparecer en 10-14 días. La recuperación completa y los resultados del crecimiento del vello pueden tardar hasta 12 meses en ser totalmente visibles.

Los resultados de un trasplante capilar FUT se consideran permanentes. Los folículos pilosos trasplantados se toman de zonas del cuero cabelludo que son resistentes a la hormona que provoca la caída del cabello, lo que significa que conservarán esta resistencia incluso en la nueva ubicación. Sin embargo, el pelo original que rodea la zona trasplantada puede seguir adelgazando con el tiempo, y algunos pacientes pueden necesitar tratamientos o trasplantes adicionales para mantener la densidad deseada.

Sí, una vez que el pelo trasplantado empieza a crecer, puedes cortarlo y peinarlo igual que tu pelo natural. Al principio, es importante ser suave con el cuero cabelludo y evitar los tratamientos químicos fuertes durante los primeros meses. Una vez que el cuero cabelludo se haya curado por completo y el pelo se haya establecido por sí mismo, puedes tratarlo como tratarías tu pelo original, incluidos el tinte, el corte y el peinado.

El trasplante capilar FUT se realiza con anestesia local, lo que significa que no deberías sentir ningún dolor durante la intervención. Después de que desaparezca el efecto de la anestesia, son normales algunas molestias, sensibilidad e hinchazón en las zonas tratadas. La mayoría de los pacientes controlan estos síntomas con analgésicos recetados y medicamentos de venta libre. Cualquier dolor importante o síntoma inesperado debe comunicarse inmediatamente al cirujano.

Get a Free Consultation

Ir al contenido